[vc_row][vc_column][vc_column_text]Es un juego que he hecho con muchísimo cariño y que nace de la inquietud de ayudar:

  1. A mejorar la comunicación en las familias, en un tiempo en el que las prisas y las pantallas nos impiden dedicarnos tiempo de calidad en familia para profundizar y conocernos mejor y reforzar el vínculo afectivo entre padres e hijos.
  2. A desarrollar la Inteligencia Emocional, en un mundo en el que no acostumbramos a hablar de nuestras emociones ni a mostrarnos tal y como somos con nuestros miedos, nuestros sueños, nuestros éxitos y fracasos.
  3. A potenciar la creatividad, en una época en la que la vida cotidiana nos obliga a tener los pies bien pegaditos al suelo

Se lo dedico a mis tres hijos, para que sientan que sus emociones, sus ideas, sus opiniones y sus sueños… tienen un lugar muy importante en casa… y para que sepan que a pesar de las prisas del día a día SIEMPRE habrá un ratito para «expresarnos» y para «escucharnos»…

María G.Bustelo – Fundadora de Desarrollo del Talento

 

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]