[vc_row][vc_column width=»1/4″][vc_single_image image=»3299″ img_size=»medium» alignment=»right» style=»vc_box_circle_2″][/vc_column][vc_column width=»3/4″][vc_column_text]

 

Soy María, emprendedora y madre de tres niños de 8, 7 y 1 añito que son el motor de mi vida. Me gusta disfrutar de mi familia y dedicarles tiempo. Mi trayectoria profesional ha estado vinculada siempre al mundo del emprendimiento y de la pequeña empresa. He trabajado durante 10 años en varias instituciones asesorando y ayudando a emprendedores a mejorar sus aptitudes y actitudes, a promover su creatividad, su responsabilidad social, a potenciar sus capacidades, etc. Ahora que soy madre, pienso ¿Por qué no comenzar desde que son pequeños? Valores como la perseverancia, el espíritu de superación, el compromiso con el entorno, etc. les servirán para toda la vida. Y así es como me embarqué en este precioso proyecto hace ya 5 añitos, con la intención de ayudar a construir una educación positiva y en valores para nuestros hijos, sin prejuicios, sin ataduras… y con un lema por bandera «aprender haciendo».

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=»¿Por qué Desarrollo del Talento?» font_container=»tag:h2|text_align:center|color:%23dd0b89″ use_theme_fonts=»yes»][vc_column_text css=».vc_custom_1541514586758{background-color: rgba(247,215,224,0.7) !important;*background-color: rgb(247,215,224) !important;}»]

 

Cada niño es único, diferente y especialCada uno tiene unas cualidades innatas, unos gustos, unas inclinaciones y unos intereses propios.

En edades tempranas creo que lo fundamental es que prueben muchas cosas diferentes, que pierdan muchos miedos y que puedan sentirse seguros realizando cosas muy distintas. Hacer que su “zona de confort” sea lo más amplia posible.

Fuera el miedo a montar en bici, a cocinar, a la nieve, al agua, a cantar, a plantar un árbol, a montar a caballo, a hacer manualidades, a patinar, a improvisar, a pintar, a viajar, a nadar, a la montaña, a bailar, a hacer amigos, a jugar, a esquiar o montar en trineo, a hablar en público, al mar, a ayudar a los otros, a hablar otras lenguas, a hacer poesía, a escribir, a hacer fotos, a leer mucho… y a tantas cosas más…

La tarea de los padres, además de darles las herramientas necesarias para probar muchas cosas, es motivarles primero y luego observarles, “descubrirles”, guiarles, acompañarles y ayudarles a encontrar aquellas cosas que les gustan, que disfrutan, que se les dan bien, aquellas cosas que entienden de manera natural, aquello en lo que se sienten como pez en el agua y para lo que tiene aptitudes innatas.

No se trata de crear geniosDesde mi punto de vista se trata sencillamente de  conocer quiénes son realmente.

Además, también creo que es fundamental ayudarles a desarrollar su creatividad, enseñarles a gestionar sus emociones y educarles para que sean niños emprendedores, positivos, responsables, perseverantes, comprometidos, con motivaciones, solidarios, con habilidades sociales, etc…

 

[/vc_column_text][vc_custom_heading text=»¿Y cómo surgen las Talent Cards?» font_container=»tag:h2|text_align:center|color:%23ea0e99″ use_theme_fonts=»yes»][vc_row_inner][vc_column_inner width=»2/3″][vc_empty_space][vc_column_text]Es un juego que he hecho con muchísimo cariño y que nace de la inquietud de ayudar a:

  • Mejorar la comunicación en casaen un tiempo en el que las prisas y las pantallas nos impiden dedicar tiempo de calidad a la familia, para conocernos mejor y reforzar el vínculo afectivo entre padres e hijos.
  • Desarrollar la Inteligencia Emocionalen un mundo en el que no acostumbramos a hablar de nuestras emociones ni a mostrarnos tal y como somos, con nuestros miedos, nuestros sueños, nuestros éxitos y fracasos.
  • Potenciar la imaginaciónen una época en la que la vida cotidiana nos obliga a tener los pies bien pegaditos al suelo

Espero, de corazón, que os guste y que lo disfrutéis tanto como lo hemos disfrutado en casa.[/vc_column_text][/vc_column_inner][vc_column_inner width=»1/3″][vc_empty_space][vc_single_image image=»3319″ img_size=»full»][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_row_inner][vc_column_inner][vc_separator style=»shadow» border_width=»2″][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_custom_heading text=»Se lo dedico a mis tres hijos, para que sientan que sus emociones, sus ideas, sus opiniones, sus inquietudes y sus sueños… tienen un lugar muy importante en nuestra casa… y para que sepan que a pesar de las prisas del día a día SIEMPRE encontraremos momentos para “expresarnos” y para ESCUCHARNOS.
María» font_container=»tag:p|font_size:16|text_align:center» use_theme_fonts=»yes»][vc_separator style=»shadow» border_width=»2″][/vc_column][/vc_row]